ESTRUCTURA DE MUSCULO SKELETICO:

Estructura macroscópica:
En el corte transversal de un músculo diseccionado, y al que se ha separado del tejido adiposo subcutáneo, podemos distinguir, de fuera hacia dentro, los siguientes tejidos:
- Epimisio: también denominado aponeurosis o perimisio externo, que es una capa de tejido conjuntivo de color blanco transparente que envuelve al músculo – Perimisio o perimisio interno: vaina de tejido conjuntivo que envuelve a cada fascículo muscular (alrededor de 150 fibras) - Endomisio: capa de tejido conjuntivo que rodea a la fibra o célula muscular.
Podemos distinguir cuatro tipos de fibras musculares en función de su disposición dentro del fascículo muscular: – Fibras que recorren todo el fascículo muscular – Fibras musculares que se extienden desde los tendones de origen pero no llegan a la inserción, por lo que se continúan con tejido conectivo, el cual tiene un objetivo funcional – Fibras que salen de la inserción pero no llegan al origen, por lo que también se continúan con tejido conectivo – Fibras musculares que no llegan a ninguno de los extremos del fascículo muscular y, por tanto, la importancia funcional del tejido conectivo es aún mayor
Estructura microscópica:
- Sarcolema: membrana elástica y delgada que rodea a la fibra muscular. - Sarcoplasma: corresponde al protoplasma de cualquier célula – Núcleos: la fibra muscular es polinucleada, situándose éstos en la periferia, junto al sarcolema, aumentando así su funcionalidad -Miofibrillas: constituyen el elemento contráctil de la célula y son los que confieren el aspecto estriado a la fibra muscular. -Mitocondrias - Proteínas solubles  - Gránulos de glucógeno - Glóbulos de grasa - Compuestos fosfatados - Ribosomas: orgánulos que intervienen en la síntesis de proteínas - Aparato de Golgi: su función se relaciona con el almacenamiento y preparación para su secreción de sustancias no utilizables por la célula



- Lisosomas: vesículas que contienen enzimas digestivas y que actúan degradando los cuerpo orgánicos que ingresan en el protoplasma – Retículo sarcoplásmico -Sistema sarcotubular o sistema Tubular T: es un sistema de tubos transversales que atraviesan la fibra muscular de un lado a otro. También denominados Túbulos T -Tríada: se llama así al conjunto formado por dos cisternas terminales adyacentes separadas por un túbulo T.

Estructura ultramicroscópica:
Cada célula o fibra muscular contiene un número variable de entre 500 y 3000 miofibrillas.
Con el microscópico electrónico se puede llevar a cabo el estudio de la estructura de las miofibrillas. En las primeras observaciones, se distinguieron en las miofibrillas una serie de zonas de distinta coloración y algunas líneas que las atraviesan. Posteriormente se pudo llegar a aislar la unidad funcional contráctil de las miofibrillas a la que se denominó sarcómero. El sarcómero es la unidad contráctil más pequeña y es la porción de una miofibrilla comprendida entre dos líneas o discos Z. En él podemos distinguir: – Dos hemidiscos I: isótropos, es decir, permiten el paso de la luz polarizada.- Un disco o banda A: anisótropa, que no permite el paso de la luz polarizada. Está formado por los filamentos gruesos o filamentos de miosina, así como por los extremos de los filamentos de actina cuando se superponen a la miosina. Dentro de la banda A, encontramos una zona más clara denominada zona H, constituida únicamente por filamentos de miosina y, por tanto, es de menor densidad – Línea M - Dos líneas o discos Z

Dando un corte transversal al sarcómero, encontramos la siguiente ordenación: – A nivel de la banda I, los filamentos finos de actina poseen una organización geométrica hexagonal
- A nivel de la banda A, en la zona donde se superponen los filamentos finos y gruesos, entre sí también se configuran de forma hexagonal
- A nivel de la zona H, encontramos que los filamentos gruesos de miosina también se organizan siguiendo la misma forma geométrica