La libertad y el problema del mal

El punto de partida de San Agustín es el ser humano caído y redimido por Cristo y de aquí dice que el ser humano es libre porque puede valerse de su voluntad pero debe elegir el camino hacia Dios porque por él ha sido creado. Esta capacidad de elegir bien solo es posible con la ayuda de la gracia de Dios que pacifica el alma y una vez que está limpia, el amor se dirigirá hacia Dios. En cuanto al origen del mal, se distinguen el mal físico y el mal moral. El mal moral nace del uso inadecuado que hace el ser humano del libre albedrío, también conocido como pecado original, según el cual, el alma enferma queda supeditada al cuerpo e inclinada hacía el mal. El mal físico se corresponde con la ausencia de Bien ya que según la explicación neoplatónica sobre la existencia del mal según la cual el Mal no es un SER. Todo lo creado es bueno pero no absolutamente bueno porque solo Dios lo es.

Influencia de Platón en San Agustín

La influencia de Platón en el pensamiento agustino se manifiesta en 3 niveles distintos:
  • Antropología: Ambos filósofos opinan que el hombre está compuesto por dos elementos cuerpo y alma que según Platón eran dos realidades diferentes donde el cuerpo es la cárcel del alma eterna; y San Agustín cree que se trata de una única realidad y que el cuerpo no es una cárcel sino una herramienta del alma no eterna.
  • Teoría del Conocimiento: Ambos pensadores creen en la necesidad de conocer el bien para alcanzar la felicidad. También coinciden en la existencia de un dualismo epistemológico en el que encuentran dos tipos de conocimiento: E conocimiento sensible, sometido a cambio y el conocimiento racional, basado en la verdad universal y que es el conocimiento verdadero. Estas verdades universales se encuentran en el interior y ambos coinciden en que se necesita la luz para conocer el BIEN.
  • Dualismo: Existen dos tipos de realidades: la realidad verdadera (Mundo de las ideas para Platón y Reino de Dios para San Agustín) origen de lo inmutable y lo eterno; y la realidad física, siempre sometida a cambio (Mundo Sensible para Platón y Mundo terrenal para San Agustín)

Existencia de Dios para Santo Tomas

Tomas de Aquino se esfuerza por demostrar la existencia divina y propone sus famosas 5 vías hacia Dios:
  • Del Movimiento: Basada en Aristóteles, dice que nada puede moverse por si mismo sino que se mueve por efecto de otro y por ello Tomas deduce que tiene que haber un primer motor que no haya sido movido por nadie, y ese primer motor es Dios.
  • De la causa eficiente: Parecida a la primera, Tomas dice que todo lo que existe tiene una causa y esta a su vez otra. Por ello deduce que tiene que haber una primera causa que no sea consecuencia de nada: Dios.
  • De la contingencia: Tomas cree que nada es imprescindible y que si no hubiera más que ser contingente no existiría nada y por lo tanto debe haber un ser necesario: Dios.
  • De los grados de perfección: Detrás de la mayor o menor perfección de las cosas existentes debe haber un ser perfecto que es el que da la regla que se presupone para que apreciemos nosotros un mas y un menos en la línea de perfección y ese ser es Dios.
  • Del orden del mundo: Existe un orden en el Universo y este camina hacía una meta por medio de su movimiento y por tanto debe existir una Inteligencia Suprema que haya pretendido la finalidad que se observa en todo el universo.

Existencia de Dios e ideas ejemplares

Dios es el ser absoluto, eterno, perfecto, bueno, justo e inmutable. Aunque la razón no puede probar la existencia de Dios, tampoco se trata de una cuestión de fe y por ello, San Agustín da una serie de argumentos a favor de la existencia de Dios:
  • Cosmológico: El orden interno que percibimos en el mundo es la evidencia de que el creador existe
  • Histórico: La mayoría es consenso. Como en casi todas las culturas se cree en la existencia de Dios tiene que ser así porque no todo el mundo puede estar equivocado
  • Epistemológico: Basado en las ideas ejemplares ante las cuales no hemos de postrar ya que superan nuestra capacidad intelectiva. Dios dispone estas ideas en el interior del ser humano sin que este sea capaz de modificarlas.

Ciudad terrena y ciudad de Dios

En la filosofía de San Agustín, la crónica de la humanidad se presenta como una lucha entre dos ciudades: la pugna perpetua entre la ciudad del bien (ciudad de Dios) y del mal (ciudad terrena)Estas dos ciudades se diferencian en el modo de vida de sus habitantes:
  • La ciudad terrena es la ciudad de la condenación eterna, fundada por Caín, esta ciudad está generada por el amor hacia uno mismo incluso hasta el desprecio de Dios y sus habitantes viven según los placeres carnales y los valores mundanos y su objetivo es la búsqueda de bienes temporales y la gloria de los hombres.
  • La ciudad de Dios es la de la salvación eterna y fue fundada por Abel y generada por el amor hacía Dios incluso hasta el desprecio de uno mismo. Sus habitantes viven según el Espíritu y su objetivo es la búsqueda de los bienes permanentes.

Disertación San Agustín:

Tema: FelicidadTesis: Para ser feliz no hay que desear bienes perecederos sino permanentesA Favor: Platón: No dejarse arrastrar por el cuerpo (deseo) cuidar el almaSócrates: Justo=feliz, quién conoce la verdad universal e inmutable.En Contra: Epicureísmo: Búsqueda de placer bienes perecederos. Niega toda trascendencia: No preocuparse de buscar a Dios y buscar felicidad en esta vida.Escuela Helenística: El ser humano puede alcanzar, la felicidad por sí mismo sin necesidad de encontrar a Dios.Conclusión: Comentar como es la situación hoy en día (Sectas, religiones…)Ha pasado mucho desde la muerte de San Agustín pero aun no sabemos que es la felicidad.