Se considera a Durkheim como el fundador de la Sociología de la Educación. Fue el que más tiempo y esfuerzo dedicó al análisis del sistema educativo. La Sociología de la Educación debe encargarse de estudiar de manera objetiva (positivismo) los hechos observables homogéneos que presenta la educación. Diferencia entre Pedagogía y Sociología.

Considera que no hay una educación universal, perfecta, ideal y válida para todos los hombres, sino que la educación se ha ido transformando mucho a lo largo del tiempo, y según los países.

Por tanto, la educación, según Durkheim, es producto de la acción del hombre y de sus instituciones, por lo que responde a un proceso de creación y desarrollo social: cada sociedad, en cada etapa de su desarrollo, contextualiza su educación.

El sistema educacional ha de ser único y múltiple:

  1. Único: En la medida de que no existe pueblo alguno donde no haya un cierto número de ideas, sentimientos y prácticas que la educación deba inculcar indistintamente a todos los niños, independientemente de la categoría social a la que pertenezcan.

  2. Múltiple: Existe la posibilidad de inculcar una educación específica, tantas como capas sociales diferentes hay en dicha sociedad.

La educación no tiene la función de comunicar o transmitir conocimientos, ni siquiera la de inculcar unos hábitos o costumbres, sino que tiene que imponer, incuestionablemente, una determinada cultura o forma de vida.

Para Durkheim, la educación es la “acción ejercida por las generaciones adultas sobre aquellas que no han alcanzado todavía el grado de madurez necesario para la vida social“.

Además de la educación, estudia la escuela y entiende que las relaciones que se producen en la sociedad se repiten en la escuela, por lo que existe una correspondencia entre la sociedad global y el microorganismo de la escuela. La sociedad se reproduce en la escuela, dando lugar a un microcosmos cuya lógica de funcionamiento procede, traduce y remite a la lógica de funcionamiento de la sociedad.

Durkheim apuesta claramente por el control público de la enseñanza, y la función asistencial del Estado.